La política energética es el soporte básico que permite el desarrollo social y económico de cualquier territorio, en el caso de una isla lo es aún más.

Tenerife debe recuperar el liderazgo que tuvo en la implantación de energías renovables con un modelo específico donde destaca:

  • La apuesta permanente por la innovación, llevando la misma primero a la planificación y después a su implementación. Para ello deberá disponer de instrumentos como el ITER, la Fundación para la Energía y la Mesa para la Energía.

  • La labor del ITER, empresa pública insular ITER, que desde su creación en 1990 ha sabido conjugar la investigación y el desarrollo con la acción y la realidad.

  • La participación de agentes sociales y técnicos para construir entre todos, un modelo energético.

 

Para superar la parálisis de los últimos años en la consecución de este objetivo:

Nuestro compromiso

  • Establecer una normativa específica para Canarias sobre energía eólica y fotovoltaica que contemple el rendimiento medio de las mismas así como el mayor coste de la generación convencional en las islas. Además de proseguir con las líneas financieras de apoyo a la introducción de paneles solares.

 

  • Favorecer la generación distribuida reduciendo los cánones de garantía de suministro y asignando potencia de generación en proporción al consumo.

 

  • La ejecución de sistemas de almacenamiento hidráulico, dada las enormes dificultades de interconexión de esta isla con otras, en centrales reversibles, concebidas para satisfacer la demanda energética en horas pico y almacenar en horas valle.

 

  • Modificar la normativa territorial para facilitar la instalación de capacidad de generación de fuentes renovables en suelos no residenciales.

 

  • Introducir el gas, con la construcción de la planta regasificadora, como fuente sustitutiva del diésel y el fuel-oil para alimentar los ciclo s combinados de las centrales térmicas. Así como poner a disposición de los hoteles, la industria y el transporte, especialmente el marítimo, esta fuente energética más económica y menos contaminante.

 

  • Introducir los vehículos eléctricos de manera progresiva en los próximos años. El Cabildo de Tenerife quiere mantener un protagonismo activo en todos los procesos de cambio -telecomunicaciones-, para ello y aprovechando las potencialidades que presenta una isla turística, impulsaremos un plan que acelere la incorporación de estos vehículos a nuestras carreteras.

 

  • Mantener el liderazgo del ITER en la mejora y aplicación de los avances en nuevas fuentes de energía en la isla, participando para ello en proyectos europeos de investigación en esta materia, especialmente en: Geotermina, maremotriz y baterías de acumulación.